“Battle Royale”, la supervivencia del todos contra todos

 

Los alumnos de 3ºB del Instituto Shirowa se disponen a subir al autobús que les llevará al tan esperado viaje de fin de curso. Al poco rato de salir, el sueño se apodera de todos los alumnos. Cuando despiertan, se encuentran todos en el aula de una escuela y lo primero que notan es el extraño collar que cada uno de ellos tiene en su cuello. Inmediatamente, un grupo de militares toma posiciones en el aula y hace acto de presencia quien se hace llamar su instructor. Este les informa que han sido seleccionados para el LXVIII Programa de Experimento de Combate para el cual se selecciona al azar una clase de 3º de cada una de las 50 prefecturas de la República del Gran Oriente Asiático.

Como alumnos seleccionados para participar en el Programa, se les permitirá salir de uno en uno del aula, a la vez que se les facilita una bolsa de supervivencia al azar. En esta bolsa encontrarán un mapa de la isla a la que han sido trasladados, un listado con los nombres de  los 42 alumnos que participan, un lápiz, comida, bebida y un arma. El objetivo que tienen todos los participantes, y sin excepción ninguna, es el de matarse entre ellos hasta que solamente quede un único superviviente. El instructor les explica que el motivo de este ejercicio obligatorio no es otro que estudiar las técnicas de supervivencia de cada uno de ellos, las tácticas de guerrillas y los métodos de asesinato.

 

 

Koushun Takami escribió “Battle Royale” y fue publicada en Japón en 1999. Rápidamente la polémica saltó a la palestra debido a la temática del libro, en la que 42 adolescentes están obligados a matarse entre ellos. Esto convirtió la novela en un enorme éxito de ventas propiciando su traducción a varios idiomas. El primer contacto que España tuvo con “Battle Royale” fue a través de su edición en inglés, que apareció en 2006. Finalmente, viendo el ritmo de vendas de la obra de Takami en otros países, la Editorial Planeta sacó la edición española en 2013 en formato rústica y con traducción al español de la versión inglesa a cargo de José C. Vales.

“Battle Royale” asentó los precedentes de este tipo de narrativa. El lema “Solo 1 puede sobrevivir” que acompaña el título hace que nos venga a la mente la película “Los Immortales”, y no puede ser de otra forma pues los estudiantes de esta novela deben perseguirse sin descanso  y eliminarse entre ellos hasta que solamente quede un ganador. Pero hasta ahí las coincidencias. Si vemos las normas que rigen el Programa, encontramos que ningún estudiante puede abandonar la isla en la que se encuentran. Al mismo tiempo, a medida que va pasando el tiempo y el grupo de participantes va disminuyendo, el instructor irá anunciando zonas del mapa que se convertirán en prohibidas. En el caso de que un estudiante salga de la isla o se encuentre en una de las zonas prohibidas, su collar, conocido como Guadalcanal-22, explotará. Los participantes tampoco pueden ponerse en contacto con el exterior, cualquier intento será inmediatamente inhibido y castigado. Una última norma, si bien es cierto que no hay un tiempo límite para el desarrollo del Programa, si pasan 24 horas sin que haya habido un solo muerto, todos los collares explotarán quedando el Experimento sin ningún ganador. Fuera de estas normas básicas encontramos la repartición de diferentes armas entre los participantes y el hecho de que varias veces al día se anuncie por megafonía el nombre de los participantes que han perdido su vida. Entre esto y otras cosas que no nombraré para no destripar la novela, está claro que muchos autores han bebido de esta distopía creada por Koushun Takami, y quien más influencias ha recibido es Suzanne Collins, creadora de la exitosa trilogía Los Juegos del Hambre.

 

 

A lo largo de las casi 700 páginas de las que consta la edición de Planeta, Takami analiza a cada uno de los alumnos. Es cierto que el autor ha cortado a todos los personajes bajo el mismo patrón sin ahondar demasiado en las descripciones físicas ni psíquicas, pero, contrariamente, se detiene a describir los diferentes comportamientos ante el Programa. Una vez superada la primera fase de incredulidad y terror, vemos como se desarrollan las diferentes actitudes ante la dificultad extrema en la que la propia vida está en riesgo. Así encontramos a alumnos que no han llegado a superar esta primera fase y, todo y no ser capaces de asesinar a un compañero, el miedo atroz a ser atacado les hace estar alerta ante todo y desconfiar incluso de su propia sombra. Otros asumen la situación e intentan juntarse en un grupo grande. La protección de la manada,  a pesar de que sus integrantes sigan desconfiando incluso de los propios miembros de esa manada. Luego están los que se agrupan en equipos reducidos máximo 3 miembros. Estos grupos normalmente se componen de un tándem chico-chica y cada uno vigila las espaldas del otro. Para terminar encontramos a los lobos solitarios, ya sea chico o chica, son personas que no dependen de nadie, frías, calculadoras y que han decidido “jugar” desde el minuto cero.

Junto a las diferentes actitudes, Takami desarrolla, a la par, diferentes filosofías. Empezando por el propio Battle Royale, que el escritor descubrió viendo un combate de lucha americana en la que observó un ring lleno de luchadores en las que cada uno tomaba una táctica diferente adaptando así sus aptitudes físicas contra los demás luchadores. La república imaginaria donde se desarrolla la historia, todo y no ahondar demasiado en ella, se trata de un estado dictatorial con un líder autoritario en constante lucha contra el Imperio Americano, esto nos lleva a ciertos paralelismos con la dictadura de Corea del Norte. Otros pensamientos que destacan en las páginas de “Battle Royale” son los discursos antibelicistas. Enfocados desde diferentes ópticas, cada uno de estos discursos se basan en las motivaciones personales de cada personaje igual que las diferentes críticas que estos hacen a la propia existencia del Programa.

 

 

La descripción de los militares y sus pensamientos totalitarios quedan reflejados únicamente en el instructor. Único militar en el que el autor ahonda un poco y al cual retrata como un individuo fiel a un sistema del cual se aprovecha para su beneficio personal. Cínico, sardónico, cruel, insensible, fanático y sátrapa, Takami deja entrever qué piensa del poder militar volcando todo su odio en el desarrollo de este personaje.

Battle Royale” sorprende aunque ya se tenga una ligera idea de cómo se va a desarrollar la narración, incluso después de haber visto o leído (o jugado) a algún producto cuyas fuentes inspiradoras hayan sido la obra de Takami. Apasiona leer sobre las diferentes tácticas que toman cada uno de los estudiantes y como la interacción entre ellos frustra los planes de unos o da vidilla a otros que no veían posibilidades de supervivencia. El lector queda enganchado desde la primera página encadenando asesinatos y traiciones hasta llegar al clímax final que, estoy seguro, no decepcionará a nadie.

 

 

El éxito de “Battle Royale” propició que el libro se llevara a la gran pantalla en un film que lleva el mismo nombre que el libro y con Takeshi “Beat” Kitano en el papel de tutor de la clase de 3ºB. Cabe decir que el film difiere ampliamente de la trama narrada en el libro. La película, estrenada en el año 2000 también arrasó en taquilla dando paso a una segunda parte titulada “Battle Royale II: Réquiem”, en la cual Koushun Takami no participó.

En vista del éxito del libro y del film, Takami decidió adaptar el guion de su obra para un manga de 15 volúmenes. En este, todo y ser bastante fiel a la historia narrada en el libro, el autor tuvo la oportunidad de profundizar más en los 42 estudiantes y cada una de sus personalidades. Años más tarde, el propio Takami retomó a los personajes de “Battle Royale” para escribir el guion de otro manga bajo el título Battle Royale: Angel’s Border. Un “spin off” que toma a los personajes que protagonizan el episodio del faro y narra su cotidianidad meses antes de esos hechos y de cómo transcurren sus vidas hasta llegar hasta ese momento. Los dos mangas han sido publicados en España por la Editorial Ivrea.

 

 

Termino diciendo que existió un proyecto de llevar Battle Royale a la televisión. Visto el éxito que estaba cosechando tanto en librerías como en salas de cine Los Juegos del Hambre, clara copia edulcorada del Battle Royale original, una red de televisión estadounidense planteó de crear una serie con la historia de Takami. Finalmente el proyecto acabó desechado a causa del tiroteo de Sandy Hook y la masacre de Aurora, incidentes que ocurrieron con menos de 6 meses de diferencia y que decantaron a los creativos televisivos en la opinión de que no era el momento de crear un producto de ficción con estudiantes matándose los unos a los otros.

 

 


Albert Solé Jerez