Clásico del mes, vol. 19: “Halo: Combat Evolved”

 

Con la cuarta Xbox ya en camino, conviene recordar cómo la aparición del Jefe Maestro marcó los primeros pasos de Microsoft en materia de videoconsolas domésticas. Un “shooter” moderno que ha dejado su huella, no solo en el sistema de la X.

La Xbox original llegó a tiendas estadounidenses en noviembre de 2001, con un catálogo inicial que incluía juegos como “Project Gotham Racing” o “Dead or Alive 3”, entre otros. A pesar de que su lanzamiento en Europa fue unos meses más tarde, tuvo algo en común: “Halo” era el título que se encontraba en boca de todos.

 

 

Y es que la obra de Bungie Studios acabaría sentando cátedra en el género de los juegos de disparos en primera persona. Una propuesta de ciencia-ficción que nos trasladaba al siglo XXVI y nos ponía a los mandos del Jefe Maestro, en un desarrollo variado que también permitía conducir vehículos en determinadas fases.

Uno de los aspectos más trabajados de “Halo” era su avanzada IA enemiga, que obligaba al jugador a replantear constantemente su plan de combate según las acciones que llevasen a cabo sus contrincantes. Todo ello en un entorno gráfico que mostraba la potencia técnica del sistema, convirtiéndolo en un referente a la altura de la nueva generación.

Pronto se asoció “Halo” a la marca Xbox ya que, temporalmente, fue exclusivo del sistema de Microsoft, y uno de los motivos principales de su éxito. Hay que tener en cuenta que el “shooter” aún no era un género mayoritario en consolas y que, salvo en contadas ocasiones (como “GoldenEye” o “Medal of Honor”), solo se apostaba por adaptar algunos de los títulos más representativos, originales de PC. Así, PlayStation 2 recibiría entre noviembre de 2001 y abril de 2002 los “ports” de “Half-Life” y “The Operative: No One Lives Forever”, por ejemplo. La llegada de “Halo” contribuyó a revertir esta tendencia.

En el año 2011 vio la luz “Halo: Combat Evolved Anniversary”, un “remake” en alta definición que podéis jugar en Xbox 360, Xbox One (incluido en “Halo: The Master Chief Collection”) y PC. Una buena oportunidad para conocer (o revisitar) uno de los títulos más influyentes de lo que llevamos de siglo.

 

 


David Pedrós