“Narcos México”, la rotunda obra de arte de Carlo Bernard y Doug Miro en Netflix

 

Narcos: México” es una serie “complementaria” de la trama inicial expuesta en las 3 primeras temporadas de “Narcos” (Colombia), un drama criminal mexicano-estadounidense creado y producido por Carlo Bernard y Doug Miro basado en una historia real de poder, dinero, drogas y, sobre todo, conspiración política.

La serie originalmente estaba pensada para ser la cuarta temporada de la serie original “Narcos”, pero finalmente se desarrolló como una serie independiente centrada en el tráfico de drogas ilegales en México, mientras que la serie original se centró en el tráfico de drogas ilegales en Colombia. Se estrenó el 16 de noviembre de 2018 en Netflix y actualmente dispone de 2 temporadas, de 10 episodios cada una, disponibles a falta de una tercera, aún no confirmada y que podría estar basada en Chapo Guzmán.

 

“El narcotráfico en México coronado por un rey, un inmenso Diego Luna interpretando al complejo Miguel Ángel Félix Gallardo”

 

La DEA intentó combatir el narcotráfico según las normas y las leyes de México pero la cosa evidentemente no cuajó, en gran parte por el control e interés político de la situación tanto en México como en Estados Unidos. “Narcos: México” explora los orígenes de la guerra moderna contra las drogas remontándose a un tiempo en que el mundo del tráfico mexicano era una confederación desorganizada de cultivadores y comerciantes independientes. La serie traza el surgimiento del Cártel de Guadalajara durante la década de 1980, cuando Félix Gallardo (Diego Luna) toma el timón, unificando los traficantes para construir un verdadero imperio capaz de hacer frente a los narcotraficantes colombianos.

 

 

Cuando el agente de la DEA Kiki Camarena (Michael Peña) traslada su mujer e hijo desde California a Guadalajara para asumir un nuevo nombramiento, rápidamente se da cuenta de que su tarea será más desafiante de lo que nunca podría haber imaginado. A medida que Kiki obtiene conocimiento sobre Félix y se enreda más en su misión, se desarrolla una trágica cadena de acontecimientos que afecta el tráfico de drogas y la guerra en contra en los próximos años. Pero las guerras y luchas internas dentro de la Federación nunca terminarán, y la DEA no será el único enemigo del Cártel de Guadalajara, bajo la atenta mirada de los colombianos.

Narcos México“, al igual que “Narcos“, sigue manteniendo el nivel a la hora de mezclar ficción con realidad, con una excelente y cuidada selección musical (uno de sus puntos fuertes), inmensas interpretaciones y como siempre sumergiéndonos dentro de su atmósfera adictiva que nos somete totalmente a la pantalla. Por supuesto, hay que saber diferenciar lo que fue real de lo que es ficción, pero ya os anticipamos que en algunas ocasiones no será fácil discernir qué es real y qué no. Por ahora, la historia de los cárteles mexicanos de la droga da por toda una franquicia de películas de acción y suspenso … o para varias series.

 

 

Una de las piezas fundamentales de la segunda temporada de “Narcos México” son las elecciones presidenciales de 1988, las más polémicas de la historia de la democracia en México y que influirán y mucho en la trama de toda la temporada, aunque seremos conscientes en el tramo final. También es imprescindible hablar del enorme papel que hace Gerardo Taracena como Pablo Acosta, el jefe de la plaza de Juárez que tendrá la trama secundaria más interesante de todas las de la serie.

 

 

Narcos México” de Netflix equilibra la historia inicial situada en Colombia con grandes secuencias de acción, y compensa con creces la ausencia de un malvado tan carismático como Pablo Escobar en la serie original, con la gran actuación de Diego Luna y el resto del reparto. Así que ya sabéis, si os gustan las series de criminales del narcotráfico, “Narcos México” es una auténtica obra de arte de pies a cabeza, una de las pocas series que consiguen sumergirnos por completo en su historia.