“The Discovery”, la gran oportunidad perdida de Netflix buscando el más allá

 

The Discovery“, producida por Netflix, es un film de ciencia ficción de 2017 que nos presenta la historia de un científico que demuestra que hay vida después de la muerte, provocando así una gran oleada de suicidios a nivel internacional. Un fantástico Robert Redford es el encargado de dar vida a este científico, Thomas Harbor,  que se enfrentará a la oposición de su hijo en sus experimentos, además de obrar como líder de un grupo humano bastante similar a una secta.

 

 

Los primeros 15 minutos de ‘The Discovery” son realmente excitantes, fantaseando con un tema realmente interesante y trascendental como es la vida después de la muerte, y como afecta a nivel internacional la aceptación de esta nueva realidad. Aunque durante el resto de película el argumento principal se diluye puerilmente en temas emocionales, y una historia de amor totalmente innecesaria para un film de este tipo.

Charlie McDowell, su director, da la sensación de que intenta exprimir al máximo en la puesta en escena el guion de Charlie McDowell y Justin Lader, que hace aguas a las primeras de cambio. Una verdadera decepción y que deja a McDowell en una posición suficientemente incómoda para desarrollar futuros proyectos.