“Young Indiana Jones Chronicles” la serie olvidada de los años 90

 

Antes de la celebrada “The Mandalorian”, Lucasfilm ya había producido muchas incursiones en pequeño formato. Además de las recientes “Rebels” o “Clone wars”, alrededor de los años ochenta, la productora de George Lucas había producido series infantiles de animación como “Droids” o “Ewoks”, que seguían también la estela del éxito de “Star Wars”. Lucas decidió hacer lo mismo con Indiana Jones: El 4 de marzo de 1992 se emite en la cadena estadounidense ABC el primer capítulo de “Young Indiana Jones Chronicles“. La serie fue cancelada poco después, el 24 de julio de 1993, cuando se emitió el último episodio. Un año después, se intentó continuar con el formato “tv movie”, estrenando cuatro filmes entre 1994 y 1996, pero el proyecto no cuajó. Más adelante, entre 1999 y 2000 se estrenaron capítulos inéditos, fruto de remontajes diversos de material rodado anteriormente.

La serie original seguía las aventuras de un joven Indiana Jones interpretado por Sean Patrick Flannery, así como de un aún más joven Indy en su versión infantil (Interpretado por Corey Carrier). El capítulo comenzaba con un octogenario Indiana (George Hall), que contaba batallitas a gente que se cruzaba en su camino, pasando entonces a un flashback. En la reedición posterior de la serie en 1999, George Lucas, famoso por alterar sus producciones, hizo su cambios, eliminando las escenas del viejo Indy y juntando capítulos, haciendo así 22 filmes de hora y media, estructurados cronológicamente, actualmente, las versiones más fáciles de conseguir por los lectores que la quieran recuperar.

 

 

Las crónicas de la Indy niño resultan más bien forzadas, inverosímiles, incluso para el improbable personaje de Indiana Jones. Hay que valorar positivamente el retrato de la familia Jones, una familia acomodada estadounidense, así como la posibilidad de conocer una versión de mediana edad del padre de Indy que vimos en “The Last Crusade” interpretado por Sean Connery, en la serie por el actor Lloyd Owen. También conoceremos a la madre de Indy (Ruth de Sosa), la pérdida será muy relevante en el perfil psicológico del protagonista, así como la convivencia con el padre, una relación difícil por la barrera le pondrá Henry Jones senior.

Las aventuras del Indiana joven tienen más matices. Interpretado por Sean Patrick Flannery (protagonista de la norantera “Powder”), el objetivo original de Lucas era que el papel lo repitiera River Phoenix, Indiana en el trepidante inicio de “The last Crusade”, pero parece que el actor, muy cotizado en ese momento, no quería participar en un producto televisivo. Pocos años después moriría de sobredosis en el club nocturno de Johnny Deep. La construcción que hace Flannery del personaje no está nada mal: un Indy, entregado a causas ajenas / idealistas, enamoradizo y por encima de todo, desacertado en la mayoría de sus decisiones, como cualquier persona joven. En la serie se muestran las decepciones que construirán el perfil del personaje que vemos en las películas, sobre todo en el ámbito político y afectivo.

 

 

Un incidente le llevará a participar en la revolución mexicana junto a Pancho Villa alrededor de 1916, pasando por la revolución de Pascua de Irlanda, para luego seguir su periplo en la 1ª Guerra Mundial (bloque central de la trama). Indy se alista en el ejército belga con diecisiete años y un nombre falso. Será soldado raso en Somme y Verdún, para luego seguir el periplo por África y Oriente Próximo como teniente. Más tarde, como agente de Inteligencia para Europa. Por nuestra historia patria: Indiana Jones se paseará por la Barcelona neutral de la 1ª Guerra Mundial. Un capítulo rodado en Barcelona con un tono despreocupado, a veces surrealista y cómico, mostrando una Barcelona “guiri-retro”, digna del Allen de “Vicky, Cristina, Barcelona”, llena de flamenco, al son de guitarras españolas y castañuelas. ¿Los aciertos del capítulo? Las localizaciones, elegidas con buen gusto y que aparezca el ballet ruso de Diaghilev. En el capítulo participó el recientemente desaparecido Terry Jones en doble rol de actor secundario y director del capítulo.

 

 

Y es que la disparidad tonal y de género será una constante en la serie, que se paseará por el bélico, el romántico, el thriller, la comedia … Hasta recuperará un género bastante desaparecido a día de hoy: el de las “aventuras coloniales “. La variedad de géneros tendrá influencias y homenajes claros en filmes más o menos conocidos desde “Lawrence de Arabia”, “Apocalypse now” hasta más desconocidos como “Estambul” de Orson Welles. Veremos poco las características del Indiana Jones conocido para el gran público: la búsqueda del tesoro / reliquia y el elemento sobrenatural. Quizás una de las razones del “fracaso” de la serie, es que el espectador relacionaba Indiana Jones con aventura y no con política y espionaje. Similar a los motivos de la crítica que tuvo Lucas cuando dirigió los episodios precuela de la saga “Star Wars” o la fatídica historia que escribió para “Indiana Jones and the kingdom of the cristal skull

El desfile de personajes históricos en forma de cameos es constante, prácticamente en cada capítulo veremos un personaje célebre: Tolstoi, Freud, Picasso, Edison, Roosevelt, Matahari, el Barón Rojo, De Gaulle, Hemingway … La mayoría de los que interactuarán directamente con Indy. Lawrence de Arabia será como una especie de ejemplo aventurero por el joven Indy y aparecerá en más de un capítulo. Terminado el bloque central de la guerra, veremos capítulos más heterogéneos con un Indiana que flirteará con el jazz, Broadway y el Hollywood mudo, aprovechando para introducirnos figuras históricas como Sidney Bechet, George Gerswhin, Erich Von Stronheim o John Ford.

En roles de colaboración un reparto curioso de actores consolidados como: Christopher Lee, Vanessa Redgrave, Max Von Sydow, Ian McDiarmid, Timothy Spall … Un capítulo hasta será iniciado por Harrison Ford en los años cincuenta, con barba de “Fugitivo “, mostrando una vez más el amor del actor hacia el personaje, que parece que volverá a encarnar en la pantalla grande a sus setenta largos. También tenemos colaboraciones de futuras estrellas, haciendo sus primeros papeles de colaboración: Catherine Zeta-Jones y Daniel Craig compartirán capítulo (nunca más volveremos a verlos juntos en ningún otro producto), también veremos a Ane Heche, Elizabeth Hurley y Jeffrey Wright.

 

 

Serie “fallida” en cierto modo, que se ha revalorizado con el tiempo por la rareza de la propuesta y también por una cierta nostalgia de la televisión de los noventa, un formato que era consciente de sus propias limitaciones pero que a la vez era terriblemente ambicioso, a pesar de estar en la prehistoria de los efectos digitales. De tono juvenil, quizás demasiado preocupada para educar o en hacer turismo cultural. Sus mejores momentos son aquellos que tratan de explicar una historia bien enmarcada en su contexto a través del personaje de Indiana Jones.

 

 

——————–
Marcel Buisan