Clásico del mes, vol. 20: “The Legend of Zelda”

 

El inicio de una saga mítica, de las más longevas y relevantes en la historia de los videojuegos. Desde aquel lejano 1986, la tierra de Hyrule ha sido sinónimo de aventuras épicas.

Lanzada al mercado tan solo dos años más tarde del conocido como “crash” del videojuego, la Nintendo Entertainment System sería la consola que vería nacer franquicias tan importantes como “Super Mario Bros.”, “Metroid”, “Castlevania” o “Final Fantasy”. Sin olvidar el primer “The Legend of Zelda”, que se cuenta entre los mejores y más influyentes del catálogo de NES y del medio en general.

 

 

The Legend of Zelda” llegó a las tiendas a principios de 1986 en formato Disk System, y a mediados/finales de 1987 en su más reconocible aspecto de cartucho. Dirigido y producido por Shigeru Miyamoto, un nombre clave en el devenir de Nintendo, se trataba del primer título protagonizado por el elfo Link.

 

 

Mediante una perspectiva semi-cenital, el juego insta al usuario a explorar diversas localizaciones, mientras lucha contra diferentes enemigos, para encontrar mejores armas y objetos que le otorguen nuevas habilidades y le permitan descubrir otras zonas. Un planteamiento que ha sido la base para casi cualquier aventura de acción desde entonces, pero cuya sensación de libertad y profundidad marcaba un hito en su momento.

La contribución de “The Legend of Zelda” a la cultura del videojuego no se reduce a sus aspectos jugables o estéticos, sino también a dar origen a todo un universo que ha ido ampliándose con el paso de las décadas con títulos como “A Link to the Past”, “Ocarina of Time” o el más reciente “Breath of the Wild”, hasta convertirse en parte de un imaginario popular referenciado y reconocido por personas de todo el mundo, sean aficionadas a los videojuegos o no.

 

 

Aún hoy, podéis jugar a “The Legend of Zelda”, incluso en la consola más reciente de Nintendo, gracias al servicio NES Switch Online. También se incluye en NES Classic Mini y, en caso de que no lo tengáis digitalmente en Wii, Wii U o Nintendo 3DS, podéis intentar adquirir en formato físico las adaptaciones que recibió para GameCube y para Game Boy Advance.

 

 


David Pedrós