G.I. Joe, el origen de la franquicia americana de figuras de acción

 

La popular franquicia americana G.I. Joe durante su dilatada trayectoria ha pasado por varias etapas conceptuales y de crecimiento que la han ido consolidando generación tras generación. Investigar su origen no nos ha resultado para nada fácil, debido a la multitud de informaciones confusas y contradictorias que corren por la red. Pero tras mucho trabajo hemos podido dar a luz este pequeño homenaje a una de las franquicias de juguetes más brillantes de nuestra historia, y a la que le seguimos teniendo un afecto especial.

La historia de los G.I. Joe tiene como punto de origen la figura del neoyorquino Stanley Weston, padre del concepto “figuras de acción”. Weston nacido en Brooklyn en 1933, sirvió en el ejército estadounidense poco después de la guerra de Corea. Al volver a la ciudad de Nueva York encontró trabajo como creativo en la agencia de publicidad McCann Erickson, y lo pudo compaginar con sus estudios universitarios nocturnos en la Universidad de Nueva York.

 

 

Fue en 1960 con el “boom” de la línea de figuras Barbie de Mattel (nacidas el 9 de marzo de 1959) cuando Weston detectó que los niños eran un mercado inexplorado para la industria de los muñecos articulables, después de ver como muchos de ellos acababan jugando con la figura de Ken, al no disponer de ninguna otra alternativa. Así pues su mente creativa se puso en marcha y concibió por primera vez la idea de una figura de acción militar totalmente articulable que sería comercializada con escasos recursos y materiales rudimentarios para su modesta compañía, Weston Merchandising.

Las ventas no fueron las esperadas, y en 1963 Weston decidió sacar mejor rédito de su trabajo ofreciendo a la compañía Hassenfeld Brothers (renombrada como Hasbro en 1968), la cual le pagó 100.000 dólares de la época por su patente. Justo en ese preciso momento la compañía localizada en Rhode Island, fundada por los 3 hermanos de descendencia polaca (por parte de abuelo), Herman, Helal y Henry Hassenfeld, había sido la elegida por Metro-Goldwyn-Mayer Television para desarrollar una línea de figuras de la serie de televisión “The Lieutenant” (1963-1964). Por lo que los creadores del mítico Mr. Potato, no dudaron en adquirir la línea de muñecos creada por Weston Merchandising, para poder hacer frente al pedido encargada por la famosa productora de Hollywood.

 

 

En plena fase de desarrollo de las figuras, Metro-Goldwyn-Mayer Television, decidió no renovar “The Liutenant” para una segunda temporada, poniendo fin así a la serie de televisión / cine con el capítulo número 29. Hassenfeld Brothers ante la cancelación del contrato decidió no renunciar a todo el trabajo realizado hasta ese momento, y creó una franquicia que se llamaría G.I. Joe… Los primeros prototipos, antes del bautizo con el nombre definitivo, fueron llamados originalmente Rocky (soldado marine paracaidista), Skip (marinero) y Ace (piloto).

Pero antes de estos prototipos, existió una maqueta 100% acabada de lo que sería el modelo Rocky, tallada a mano en 1963 por el diseñador de las famosas primeras figuras, Don Levine de Providence (Rhode Island), la cuál se vendió en julio de 2003 por 200.001 dólares, casi 400.000 menos de lo previsto, durante la Heritage Comics Auctions de Dallas.

 

 

Ese día también se pusieron a la venta decenas de productos originales e históricos de la saga G.I. Joe, además de obras de arte de la colección personal de Levine, como este esbozo de lo que sería la figura definitiva de las figuras de acción.

 

 

Posteriormente en todo el proceso creativo y definición del producto final que sería puesto a la venta, nacerían, por fin, las primeras cuatro figuras G.I. Joe comercializables. Medían 30,48 cm de alto, disponían de 21 puntos de articulación (basadas en figuras de madera del sector textil), y representaban a cada uno de los cuatro cuerpos de defensa de los EE. UU., estos eran: USAF, NAVY, ARMY y MARINES. Estas revolucionarias figuras de acción militares vestían sus uniformes oficiales, intentando ser fieles a los reales, e iban equipadas con sus correspondientes armas.

 

 

¿Pero quién fue el padre del juego de palabras G.I. Joe? La respuesta no admite dudas, fue creado por David Breger (que firmaba sus viñetas bajo el curioso seudónimo Sargento Dave Breger), al que se le encargó la creación de un cómic para los militares de Estados Unidos durante la Segunda Guerra mundial que fue publicado el 17 de noviembre de 1942 en la revista militar Yank, y el diario Stars and Stripes, con el título “G.I. Joe“. Este juego de palabras significa Government Issue (problema del gobierno), Joe (así eran llamados los soldados americanos popularmente durante la Segunda Guerra Mundial).

 

 

Pero según los hermanos Hassenfeld y el director creativo Donald Levine este cómic no fue lo que los inspiró, sino que fue el filme “The Story of G.I. Joe“, también conocido como Ernie Pyle s Story of G.I. Joe, con Robert Mitchum como estrella de United Artists, dirigida por William Wellman y estrenada en 1945.

 

 

Hassenfeld Brothers después de toda la odisea vivida se tomó el tema de la piratería muy en serio al ver que surgían imitaciones de su producto, así que a pesar de encontrarse con el impedimento lógico de no poder registrar un muñeco con figura humana, se las ideó para proteger su creación. Decidió serigrafiar en el lado derecho de cada figura el nombre de la franquicia, añadió una cicatriz en la mejilla derecha de los muñecos, y otra (no intencionada en primera instancia) en la parte inferior del pulgar. La marca G.I. Joe fue usada en figuras por primera vez en 1965, aunque no fue aprobada por el registro de patentes y marcas de Estados Unidos hasta finales de 1966. En 1967 las figuras G.I. Joe accedieron finalmente al mercado (minorista), por primera vez en su historia.

 

 

Los años siguientes Hasbro producir y promocionar estos juguetes con el eslogan de “America Movable fighting man”, aunque no fue muy efectivo, ya que a principios de los años 70 el interés por estas figuras de acción decreció y muy … y lo hizo hasta el punto de que la compañía decidió darle un enfoque menos militar y más aventurero, para así poder competir contra Big Jim y Tarzán de Mattel. Así nació la línea Adventure Team, que logró mantener viva la franquicia pero no por mucho … ya que en 1976 el fenómeno G.I. Joe estaba prácticamente muerto, y es que fueron unos años difíciles para las compañías de juguetes debido a las restricciones políticas de la época, que tuvieron que vender prácticamente de forma ilegal sus productos.

 

 

En 1982 habiendo sobrevivido a un coma profundo, los juguetes se entregaron de restricciones bajo el mandato de Ronald Reagan, y Hasbro decidió que era el momento de hacer un último intento para reflotar los olvidados G.I. Joe pero con otro enfoque. Retomaron la temática militar y redujeron el tamaño de las figuras siguiendo la nueva “moda” de la industria de las figuras de acción (en gran parte obligada por la crisis del petróleo) iniciada por la compañía Kenner con su exitosa línea de figuras de la saga cinematográfica “Star Wars”.

Su tamaño estándar (con la que jugamos en nuestro país cuando éramos pequeños y que aún se mantiene) pasó a ser de 3,75 pulgadas (9,5 cm) para así poder fabricar vehículos también acuerdos a esta medida. Las figuras se vendían en blísteres llamativos a un precio económico y los vehículos en cajas que variaban de precio según su tamaño y complejidad. Se crearon los malos de la saga (la organización terrorista Cobra), obteniendo así un hilo argumental consistente y dos bandos bien diferenciados.

 

 

Cabe mencionar que en el Reino Unido y Portugal las figuras G.I. Joe se comercializaron como Action Force, con moldes de la empresa Palitoy, creadora de esta línea independiente de figuras. Posteriormente Hasbro compró esta compañía británica, y comenzó a utilizar moldes de G.I. Joe para fabricar las nuevas figuras Action Force.

 

 

Así pues recapitulemos un poco, la línea de juguetes hasta llegar a nuestros días ha pasado por las siguientes encarnaciones. Algunas de ellas relacionadas entre sí:

G.I. Joe (1964-1969)
G.I. Joe Adventure Team (1970-1978)
G.I. Joe: A Real American Hero (1982-1994)
G.I. Joe: Hall of Fame (1992-1994)
Sgt. Savage and the Screaming Eagles (1995)
G.I. Joe: Classic Collection (1995-2004)
G.I. Joe Extreme (1996-1997)
G.I. Joe: Toys R Us Exclusives (1997-1998)
G.I. Joe: Timeless Collection (1998-2003)
G.I. Joe: The Real American Hero Collection (2000-2002)
G.I. Joe vs. Cobra (2002)
G.I. Joe vs. Cobra: Spytroops (2003)
G.I. Joe: Valor vs. Venom (2004-2005)
G.I. Joe: Sigma 6 (2005-present)
G.I. Joe edició 25 aniversari (2007-present)

 

Y hasta aquí la compleja historia del origen de las figuras de acción G.I. Joe y sus múltiples protagonistas. ¡Esperamos que hayas podido disfrutar del artículo tanto como nosotros redactándolo, y recordad que la mejor manera de agradecer nuestro trabajo, es compartiéndolo!